♥ ♡ Sagrado Corazón de Jesús - Inmaculado Corazón de María

♥  ♡  Sagrado Corazón de Jesús - Inmaculado Corazón de María
Sagrado Corazón de Jesús - Inmaculado Corazón de María - Sed vos la salvación del alma mía, y del mundo entero - Los amo, salven almas

Biblia Latinoamericana de Hoy

Buscar este blog

PODCAST


Esta página no tiene Podcast propios, pero les comparto una lista de algunos de diversas páginas muy Bendecidas
*
DEL PORTAL:    Evangelizacion.org.mx
¡Confía! Dios está obrando
¡Lázaro, sal fuera!
¡Ven, Señor Jesús!
¿A quién enviaré?
¿Cuál es tu Dios?
¿Cuál es tu prioridad?
¿Cuál es tu testimonio?
¿Darías la vida por él?
¿Dónde está tu traje de fiesta?
¿Es tu luz visible?
¿Está el Emmanuel con nosotros?
¿Estás listo?
¿Hermanos o parientes?
¿Me amas?
¿Por qué complicarse la vida?
¿Por qué gastar en lo que no vale la pena?
¿Qué efectos produce en ti la Palabra?
¿Qué tan importante es Dios en tu vida?
¿Quién irá?
¿Quién irá? ¿Quién llevará el mensaje?
¿Quién saldrá a la brecha?
¿Tu camino conduce a Dios?
¿Tu vida transcurre en paz?
¿Tú, qué le pedirías a Dios?
¿Un mandamiento nuevo?
¿Uvas o higos?
¿Y tú qué haces por los demás?
¿Ya te encontraste con Dios?
Adviento, tiempo de oración
Advierte los signos de los tiempos
Aliméntate bien
Ama a tu prójimo, al más próximo
Ámense como yo los amé
Amor con amor se paga
Amor en términos de totalidad
Amor vivido en el kairos de Dios
Armonía, gozo, Reino
Aún hay tiempo
Ayúdame a hacer tu divina voluntad
Bajo la bendición de Dios
Buenos pastores y buenas ovejas
Ciegos que guian ciegos
Cimentado en la Palabra de Dios
Como dices que ves, eres culpable
Compartiendo la alegría de Dios
Compasión y misericordia
Con amor eterno te amé
Con el poder del Espíritu Santo
Concédenos el don de la reconciliación
Condiciones para seguir al Maestro
Congruencia
Conocimiento de Dios
Construye tu vida sobre la Roca
Contemplación sobre el amor
Conversión y Palabra de Dios
Creían que estaba loco
Cristiano, sé puerta y no obstáculo
Cristo es nuestra paz
Crucifica tu carne
Cuento contigo
Dale mantenimiento a tu vida
Date tiempo para conocer a Dios
De la justicia a la generosidad
De la mano de María Santísima
De la oscuridad a la Luz
Debo ir a Jerusalén
Dejándolo todo, lo siguieron
Déjate conducir por los criterios de Dios
Desobedecer a Dios tiene consecuencias
Despierta, tú que duermes
Dichoso el hombre que ama y obedece a Dios
Diezmo: Un ejercicio de fe y de amor
Diles que estén alegres
Dios es familia
Dios es mi papá
Dios está contigo
Discipando las tinieblas
Donde está tu tesoro, está tu corazón
Dones y Carismas: recursos del Espiritu para salvar a mi familia
Ejercicio de fe
El Adviento cristiano
El Agua Viva
El alimento para la fidelidad
El amor de los cristianos
El amor del Padre
El amor Trinitario
El Arca de la Alianza
El ayuno: camino hacia la victoria
El buen olor del Evangelio
El buen uso de tus bienes
El desierto: lugar para escuchar a Dios
El Emmanuel Dios con nosotros
El Evangelio: Camino seguro al Reino
El fruto del árbol de la vida
El gran Signo
El hombre nuevo
El misterio del amor
El mundo hoy necesita profetas
El No de Dios nos protege
El Pan para la vida eterna
El pan que sí sacia
El Pastor, el Bueno
El perdón que sana
El perdón: un problema de memoria
El premio a la perseverancia: ¡La victoria!
El proceso de la destrucción
El que los recibe a ustedes a mi me recibe
El sentido cristiano del sufrimiento
El Señor es MI pastor
Emparejen el camino del Señor
En la oración se manifiesta Dios
En un corazón humilde no cabe la tentación
Enviados con poder
Epifanía en el alma
Epifanía en mi vida
Es Palabra de Dios
Escucha a los profetas
Escuchar y obedecer
Esfuércense
Esperanza en la enfermedad
Estén siempre alegres
Eucaristía - Sacerdocio - Caridad
Fe que se convierte en confianza
Fieles hasta el martirio
Fíjate cómo siembras
Guadalupe: una fiesta de esperanza
Hablar con franqueza
Instrumento de la gracia de Dios
Instruye a tu familia en el temor de Dios
Invierte bien tu tiempo
Jesucristo, centro y eje de nuestra vida
Jesús cuenta contigo
Jesús, aumenta nuestra fe
Jesús, tú eres la luz en mi camino
La alegría de ser mártir
La Alianza entre Dios y el hombre
La amistad con Dios
La ceniza y la cuaresma
La conversión
La corrección: signo del amor por tu hermano
La Cruz nos purifica
La cruz: el amén del hombre a Dios
La decisión es tuya
La Eucaristía: el Cielo en la tierra
La falsa felicidad del mundo
La familia cristiana
La fe de la cananea
La fe que nos lleva al Reino
La fe: camino hacia el encuentro
La fe: un don para la vida
La importancia de nuestro nombre
La lepra del pecado
La Ley
La Ley se convierte en Don
La mejor obra de toda tu vida
La mies es mucha
La necesidad de la fe
La obediencia: camino seguro hacia la felicidad
La Palabra de Dios, un instrumento para la vida
La Palabra habita entre nosotros
La Palabra que da vida
La Palabra que enciende el corazón
La Palabra y los Profetas
La razón de nuestra celebración
La reconciliación, un proceso de amor
La Reina del Cielo
La Resurrección: el amén de Dios a la Alianza
La Sagrada Familia
La Salud del Alma
La Sangre de la Alianza
La última paradoja del Reino
Las consecuencias de la fidelidad
Las plagas espirituales
Las señales del Resucitado
Las tentaciones
Les traigo una buena noticia
Les traigo una maravillosa noticia
Llamado a la santidad
Llamados a dar fruto
Llenos del Espíritu de santidad
Lo que es imposible para el hombre es posible para Dios
Lo que produce el Pan de Vida
Los nuevos fariseos
Los Sacramentales
Los saduceos y la vida eterna
Los signos del amor
Manifestación de Cristo
Manifiesta a Cristo en tu vida
Manténganse despiertos
María Madre de Dios y Madre nuestra
Mi Rey, mi Señor
Mis tres regalos para Jesús
Misterio Eucarístico
Moradores del Reino
Natividad de la Virgen María
Navidad que compromete
Navidad: esperanza para el mundo
Ningún poder está por encima de Dios
No comprometas tu futuro
No habrá excusas
No le den lugar al diablo
No pierdan la paz
No pierdan la paz
No pierdas el foco
No pierdas tu boleto
No quiero tu muerte sino tu conversión
No saques la cruz de tu vida
No se queden ahí mirando
No sólo celebrar, ¡Hay que vivir!
No sólo escuchar, hay que obedecer
No te ancles en tu pasado
No tienen por qué temer
Nos compartió su misión
Nos dio la libertad y la fuerza
Nuestra pascua, testimonio de vida
Obras son amores
Oración Noche Buena
Oveja y Pastor
Pan para los demás
Papá, enséñame a orar
Pentecostés Guadalupano
Permanezcan alerta
Pero un día llegaron las lluvias
Persevera y alcanzarás la victoria
Perseverantes
Pobreza de corazón
Poderosa intercesora
Pon a Dios al centro de tu vida
Pon tu confianza en el Señor
Pon tus panes en las manos de Jesús
Por haber escuchado y obedecido
Por María a Jesús
Prepara tu tierra
Preparándonos para la batalla
Prepárate para el encuentro con el Señor
Preparen el camino del Señor
Profetas, sacerdotes y reyes
Promotores de esperanza
Purifica mi corazón
Que los ídolos no dominen tu vida
Que no se apague tu luz
Que no se contamine tu vida
Que todos los pueblos te alaben
Que tu fe testifique al Resucitado
Queremos ver al Senor
Recobra la vista
Regala para la eternidad
Renunciar para crecer en el amor
Sabiduría divina, seguridad en la vida
Sabiduría que salva
Sean mis testigos
Sean santos
Sean santos, imperativo cristiano
Seguidores u obstáculo
Sembrador del Evangelio 2009
Señor mío y Dios mío
Ser discípulo, una decisión evaluada y consciente
Ser discípulos
Seremos transformados
Servicio que alimenta el amor
Si conocieras el don de Dios
Si te conocieran, ¡oh amado Padre!
Si te humillas
Si tuvieras fe
Signo de la cruz
Sin caridad no hay Evangelización
Sin justicia no habrá paz
Sin Sabiduría nadie verá al Señor
Sin Ti nada podemos hacer
Sin ti no lo conocerán
Sin vida ascética difílmente conocerás el Reino
Sólo tú eres digno
Somos hijos amados de Dios
Somos la esperanza del mundo
Sordos y mudos
Su felicidad y salvación pueden depender de ti
Te necesito a ti
Tenemos razones para estar alegres
Testigos de la Verdad
Testigos del poder de Dios
Testigos del Resucitado
Toma tu cruz y sígueme
Tu cayado me sostiene
Tú debes ser esa estrella
Tú eres el Mesías. Yo confío en ti.
Tú eres ese hombre
Tu palabra ilumina mi camino
Tú puedes ser misionero
Tú sí eres carne de mi carne
Tú también lo crucificaste
Tú también necesitas a Dios
Un adviento que acerque a los demas
Un amor que se expresa
Un camino de fe y esperanza
Un corazón de siervo
Un encuentro que libera
Un pan para el Camino
Un Rey diferente
Un sacerdote como Jesús
Un varón justo para un hogar santo
Una Cuaresma diferente
Una decisión radical
Una fe como la de María
Una fe más grande que la de Tomás
Una fe que transforma
Una mirada de amor
Una Pasión con sentido
Vamos por el Sí
Vayan a Galilea, ahí me verán
Vengan a mí los cansados
Vigilia Pascual
Viviendo en el Espíritu
Y tú, ¿a quién sigues?
Y tú, ¿cómo obedeces?
Y tú, ¿cuánto amas a Jesús?
Y tú, ¿de qué eres testigo?
Y tú, ¿de qué te alimentas?
Y tú, ¿lo conoces?
Y tú, ¿lo harías por amor?
Y tú, ¿por qué eres cristiano?
Y tú, ¿qué le pides a los santos y a María?
Y tú, ¿realmente crees?
Y tú, ¿ya mediste tus fuerzas?
Yo no te negaré
Yo soy la luz del mundo
Yo tampoco te condeno


*
DEL BLOG DE MARTÍN VALVERDE: Martín Valverde.com/blog/Bienvenida

.

*


No hay comentarios:

Publicar un comentario

PADRE NUESTRO EN ARAMEO la lengua de Jesucristo